0

El ‘Pequeño Nicolás’ recibe una brutal paliza en Marbella

Ayer mismo, varios medios nacionales españoles publicaron la noticia de que Francisco Nicolás Gómez, conocido popularmente como ‘El pequeño Nicolás’ habría recibido una brutal paliza. Actualmente se está recuperando de las lesiones sufridas durante un serio incidente con un miembro de seguridad de un concierto celebrado en Marbella. Fuentes cercanas al diario ‘El Confidencial’ han podido saber que ocurrió el pasado viernes de madrugada en torno a la 1:50 horas. Las lesiones sufridas obligaron al individuo a ingresar en el Hospital Costa del Sol. Como ha explicado el joven de 27 años, el mismo acudió por sus propios medios al centro sanitario para recibir la asistencia necesaria. Entre las lesiones recibidas sorprende el estado de su ojo derecho con un gran hematoma, creado por un fuerte golpe en la zona, de seguro un puñetazo del miembro de seguridad.

 

Francisco Nicolás Gómez ya ha informado a los medios que tiene la intención de denunciar al vigilante por la agresión. No se ha informado del lugar de los hechos, al menos de manera oficial, aunque los testigos que vieron la escena son numerosos.

 

El pequeño Nicolás acaba hospitalizado

El joven ingresó en el Hospital Costa del Sol como consecuencia de las lesiones que sufrió. Aún no ha interpuesto denuncia, pero todos los implicados en el suceso están identificados.

Fuentes cercanas al caso consultadas por El Confidencial confirmaron que los hechos se produjeron poco antes de las 1:50 de la madrugada del pasado viernes, en una explanada donde se accede a los transportes públicos que llevaban al público a la zona donde se celebraba el concierto.

 

La Policía Local de Marbella es requerida a esa hora por el aviso de una pelea entre un cliente y un miembro del dispositivo de seguridad. Cuando los agentes llegan al lugar, observan que el cliente es Francisco Nicolás Gómez y que presenta una lesión evidente en el ojo derecho; así que, después de serenar la situación, tomaron sus datos, los de un acompañante y filiaron a la otra parte implicada en el incidente.

 

Las citadas fuentes precisaron que el joven, de 27 años, explicó que acudiría por sus propios medios para recibir asistencia sanitaria y que después se personaría en la Comisaría de la Policía Nacional para interponer una denuncia contra el vigilante. No obstante, como relató en conversación telefónica con este periódico, decidió regresar a la casa donde estaba alojado, pero conforme pasó el tiempo empezó a sentirse mal y sus acompañantes decidieron llevarlo al Hospital Costa del Sol de Marbella.

 

 

qqqmag

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *